Salud y tecnología ante el COVID19



Es indudable que a través de la historia de la humanidad nuestra especia a enfrentado diversas crisis que han provocado su transformación. Nos adaptamos a las nueva realidad usando lo que tenemos a nuestro alcance y el ingenio humano comienza a moverse hacia otros horizontes para subir un escalón más, de lo que llamamos evolución.


Hoy que nos encontramos ante un enemigo invisible hemos echado mano de la inteligencia artificial, las aplicaciones móviles y las tecnologías para aminorar y combatir la propagación del coronavirus, así, el sector salud ha tenido que evolucionar a pasos agigantados para hacer uso de las herramientas digitales y poder defender a la humanidad de esta nueva enfermedad


La telecomunicación ha permitido que los médicos puedan realizar consultas a distancia sin que los pacientes de cualquier tipo de enfermedad se arriesguen a entrar en zonas de contagio, también ha permitido aminorar el impacto emocional que tienen los pacientes de Covid19 cuando están hospitalizados, pues en algunos países implementan videollamadas para conectar a las familias con los pacientes.


Enfermeras, médicos y personal sanitario también han encontrado en la telecomunicación una forma de mantener su moral y fuerza, pues son muy largas las jornadas de trabajo que viven, e incluso muchos de ellos han tenido que aislarse, encontrando en las videollamadas los únicos canales para establecer contacto con sus familias.


La brecha entre la tecnología y la vida diaria se ha cerrador que muchos tuvieron que aprender en horas, a usar herramientas que están disponibles y gratis desde el 2011, tal es el caso de Zoom que hoy es una de las aplicaciones más utilizadas para la educación, el trabajo y por supuesto, para darle seguimiento a pacientes en forma remota.


Pocos destacan la gran importancia que han tenido estas tecnologías para salvaguardar la salud mental de las personas, que ante el encierro generan ansiedad y depresión, o la atención que se ha brindado a personas que sufren abuso intrafamiliar y que pueden encontrar ayuda emocional o apoyo en instituciones gratuitas que cuentan con atención en línea.


La rapidez con la que se propaga el virus es abrumadora y se suma la peligrosa característica de ser una enfermedad que portan muchos sin tener un solo síntoma, lo que ha hecho necesario usar la inteligencia artificial para procesar datos de manera rápida; en China por ejemplo, cotejan la información de las redes sociales, con los cuadrantes en dónde se detectan personas infectadas y a través de una aplicación geolocalizada, se informa a la población de las zonas de alto riesgo o de la posibilidad de haber estado en contacto con algún portador. Mediante esta tecnología también se ubicó a personas en auto cuarentena para darle atención médica a distancia y monitorear sus avances.


La tecnología no tiene límites y hoy se está implementando inteligencia artificial en el desarrollo de una tecnología que permita analizar patrones de voz para identificar un posible contagio de coronavirus, ya que uno de los principales síntomas es la llamada disnea o dificultad de respirar y la voz es una de las características físicas que pueden delatar a la enfermedad. La idea, es desarrollar una aplicación que pueda analizar la voz usando el propio móvil, lo que permitiría atender a miles de personas a distancia.


La gran capacidad de procesamiento de datos que tienen las computadoras en la actualidad, se aplica para acelerar procesos que antes tomaban años; un ejemplo de esto es el sistema de computación SUMMIT que desarrolló IBM y que tan solo en dos días pudo procesar más de 8,000 compuestos médicos en la búsqueda de una cura.


Todas las crisis dejan un aprendizaje; podemos ser espectadores de lo que sucede o protagonistas de los cambios, la diferencia la podemos hacer cada uno de nosotros si aprendemos algo de esta nueva realidad.


Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • LinkedIn Social Icon
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square